Prediabetes y detección temprana de Diabetes

En abril de este año 2010 la revista médica American Journal of Preventive Medicine publicó un artículo elaborado por la Dra. Geiss del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Atlanta acerca de lo que acontece con la prediabetes en los Estados Unidos. Según sus afirmaciones, casi el 30% de la población estadounidense de 20 años o más tiene prediabetes, pero sólo el 7,3% de los afectados lo sabe. Por otra parte, entre quienes saben que son prediabéticos, menos de la mitad informa que ha intentado algún tipo de medidas (como perder peso o aumentar su actividad física) en el pasado año.

La prediabetes y su importancia

La prediabetes es un estado en el cual los niveles de glucosa en sangre no son normales pero tampoco lo suficientemente elevados como para tratarse de diabetes. La importancia de detectar esa situación radica en la mayor posibilidad que tiene una persona que se encuentra en esta condición de desarrollar diabetes de tipo 2 y afecciones cardiovasculares.

Debido a que sus cifras de glucosa en sangre no son tan altas, como en el caso de la diabetes tipo 2 en etapa temprana, la prediabetes no provoca ningún síntoma. Esta es una de las razones por las que puede pasar desapercibida y ser ampliamente subestimada.

El factor genético es importante, al igual que en la diabetes tipo 2, pero las dos condiciones clave que favorecen su aparición son el sobrepeso y la falta de actividad física o sedentarismo. Ambos factores son hallazgos frecuentes en la actualidad.

Teniendo en cuenta las consecuencias que tiene la presencia de prediabetes y diabetes, resulta más que obvia la necesidad de que puedan ser detectadas a tiempo y a partir de ahí ser tratadas. La detección temprana se puede efectuar esencialmente por pruebas de laboratorio. Ello implica la necesidad de concurrir al médico con regularidad. También resultan muy útiles los chequeos o controles médicos laborales, así como los estudios preocupacionales que solicitan muchas empresas

Existen personas para quienes la realización de estudios de laboratorio en pos de la detección de prediabetes y diabetes tipo 2 es imprescindible, entre ellos las personas que:

  • tienen 45 años de edad o más.
  • presentan sobrepeso.
  • son sedentarios (hacen ejercicios o actividad física menos de 3 veces a la semana).
  • tienen antecedentes familiares (padre, madre, hermanos) de diabetes.
  • tienen niveles elevados de presión arterial, colesterol o triglicéridos.
  • tuvieron diabetes durante el embarazo (diabetes gestacional) o hijos con un peso de nacimiento superior a los 4 kg.

En el caso de que la glucemia sea normal, los estudios deberían repetirse según criterio del médico. Si la glucemia no es normal y se diagnostica prediabetes, considere que las dos medidas básicas para evitar el avance a diabetes son: descender de peso con una dieta equilibrada y aumentar la actividad física. De este modo, podrá evitar o retrasar la aparición de diabetes, además de reducir notoriamente el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares o circulatorios.

De igual forma la detección temprana de diabetes reduce el tiempo de exposición de nuestro organismo a la glucemia elevada, lo cual se asocia a menos complicaciones. Actualmente muchos pacientes desconocen que tienen diabetes y pueden llegar a permanecer sin diagnóstico por varios años.

La detección temprana de estas dos entidades nos permitirá un tratamiento adecuado , además de tratar los otros factores de riesgo que se asocian con frecuencia para provocar daño cardiovascular, neurológico y osteoarticular: obesidad, presión elevada, aumento del colesterol y triglicéridos, entre otros.

Converse con su médico sobre este tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Menú